3 ideas para introducir actividades de oratoria en el aula

IMG_9322

La oratoria no es sólo para el alumnado talentoso y con un don especial. No está reservada para los concursos de oratoria, los torneos de debate o la asignatura de lengua. Para crecer, el alumnado tiene que sentir que comunica de forma confiada y crítica. En este sentido, los programas de oratoria en el centro tienen el objeto de asegurar que cualquier estudiante tenga la oportunidad de encontrar su voz.

Hay tres enfoques que el profesorado puede utilizar para apoyar la oratoria en el centro:

Empezar con actividades pequeñas y rápidas

Es fantástico tener el apoyo de todo el colegio, de disfrutar de la evolución del alumnado en el campo de la oratoria. Pero si no estás en esa posición, no hay que preocuparse. Se pueden hacer muchas cosas en tu clase, etapa educativa o departamento.

Algunos docentes integran la oratoria en el día a día del cole incluyendo actividades de oratoria en los inicios de clase, o utilizándolas de vez en cuando. Por ejemplo, la actividad “¿cómo te posicionas?” es un modo rápido y divertido de explorar las visiones pre-existentes y el conocimiento que el alumnado tiene sobre un tema, o animarles a aplicar nuevos hechos, ideas y reflexiones en un contexto crítico.

Actividades de oratoria donde el alumnado aprende nuevos métodos de discusión crítica, ayudan a perfeccionar sus habilidades comunicativas. Estas nuevas habilidades pueden desarrollarse y practicarse en situaciones “más formales”, cuando se intenta que el alumnado participe en el contenido que se está trabajando en clase.

Desarrollar lo que ya se tiene

Muchas escuelas tienen equipos de debate, pero, a menudo, no están abiertos a todo el alumnado. Los estudiantes más mayores y experimentados necesitan menos apoyo y mucho ánimo para que trabajen de un modo más autónomo. En muchos centros, la labor de preparar el equipo de debate y de buscar torneos recae en un grupo de motivados estudiantes en lugar de en ocupados docentes.

Asegurar que todo el alumnado prueba lo que puede ofrecer el club de debate, por ejemplo, permitiendo al alumnado más motivado facilitar sesiones introductorias o mostrar sus habilidades en asambleas o debates públicos, contribuye a romper barreras y animar a otros estudiantes a ver que las actividades de oratoria también son para ellos.

Integración curricular

Cada vez más centros educativos están desarrollando explícitamente las habilidades de oratoria de sus estudiantes integrándolas en la estrategia de trabajo. Para algunos, esto ha significado colocar los hitos de oratoria en todas las áreas curriculares, para otros, centrarse en dos o tres asignaturas.

Los centros que han tenido más éxito han descubierto que necesitan ir más allá de limitarse a pedir al alumnado que haga una o dos presentaciones por semestre. Hay que acompañar los hitos clave de la oratoria con una dedicación adicional que permita al alumnado desarrollar las habilidades que necesitan para afrontar las actividades de oratoria con la habilidad y confianza que les permitan superarlas con éxito.

Cualquiera que sea el plan de tu centro para el nuevo curso académico, esperamos que sea algo que anime al alumnado a hablar. Para conocer los apoyos que ofrece la Fundación en este sentido, puedes consultar pinchando aquí.