Coaching para prevenir el abandono escolar

coaching educativo

coaching educativo

El ayuntamiento de Tower Hamlets, un barrio desfavorecido del este de Londres, ha realizado una prueba de 2 años de un programa piloto que utiliza el coaching para intentar reducir el número de alumnos en el barrio que abandonan la educación sin proceder a ningún otro tipo de formación ni trabajo.

El programa contaba con 5 coaches que trabajaron con 320 adolescentes, seleccionados según criterios de asistencia escolar, expulsiones temporarias  y pertenencia a “grupos vulnerables”. De ellos, 314 retomaron después del período de coaching algún tipo de educación o formación o empezaron un trabajo.

Una de los coaches es Louise Brown. Es experta en entablar relaciones y ganar la confianza de los alumnos: trabajar con ella es voluntario pero nunca se ha negado nadie a hacerlo. Empieza haciendo una lista de lo que va bien y lo que va mal en la vida del joven, y juntos diseñan un plan de acción para el futuro. Se reúne con cada joven al menos una vez cada 2 semanas, en sesiones de una hora de duración, y dispone de una red de apoyo que varian de proyectos y programas que les pueden ser de ayuda a cursos de “Anger management” (Control de la rabia).

A pesar de que tuvo una tasa de éxito del 98%, el ayuntamiento de Tower Hamlets no ha podido continuar con este servicio no obligatorio este año al verse obligado por el gobierno a recortar hasta cien millones de libras de su presupuesto para 2014-15.

Sin embargo, las asociaciones caritativas Private Equity Foundation y Tomorrow´s People se han comprometido para desarrollar una versión más amplia del programa de coaching en el que se trabajará durante 5 años con jóvenes a partir de los 14 años.

El nuevo programa, ThinkForward, ya tiene a coaches en 3 institutos del barrio de Shoreditch en el este de Londres, donde el porcentaje de jovenes que ni estudian ni trabajan es un 21% más alto que la media británica. Private Equity Foundation quiere ponerlo e marcha en 15 institutos de la zona para septiembre de 2012, con el objetivo de trabajar con 1500 jovenes durante 5 años, y reducir por la mitad el número que acaban sin estudios ni trabajo.

Como dice Louise Brown, es un error pensar que a estos jovenes ya no se les puede ayudar, o que rechazarían cualquier oferta de ayuda. La mayoría tienen unas ganas desesperadas de más apoyo, aunque no lo admitan en público.

Para leer la noticia entera (en inglés), pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *