El debate en el aula aumenta la motivación y las habilidades de pensamiento

debate en el aula

debate en el aula

 

El debate en el aula tiene la capacidad de motivar a los estudiantes a aprender y a profundizar en sus razonamientos. Debatir es mucho más que discutir, tiene una estructura y unas reglas definidas que contribuyen a que el dialogo sea constructivo y a que transcurra en calma.

El profesorado puede utilizar el debate para trabajar temas relacionados con aspectos de su asignatura. Preparado correctamente, el debate puede implicar y animar a participar a estudiantes que normalmente se muestran pasivos en clase. Además de utilizarlo en el aula, participar en una liga de debate escolar también tiene sus beneficios. Kerri Allen, Directora de comunicación y recursos de la Asociación Nacional de la Liga de Debate Urbano de Chicago, comenta que los alumnos que participan activamente en esos torneos mejoran su rendimiento escolar. Los equipos de debate están compuestos, en su mayoría, por estudiantes que pertenecen a minorías y clases bajas, y que, debido a su participación, obtienen un ratio de graduación del 90 por cien comparado con el 70 por cien que obtienen sus compañeros. Además, sus notas medias alcanzan el 3.23 en comparación con el 2.8 que obtienen sus compañeros (3.0 es el valor que predice el éxito escolar) Para Kerri, el mayor vocabulario y la mejor habilidad para apoyar los argumentos con evidencias aumentan sustancialmente sus posibilidades de éxito en los estudios.

La película “The Great Debaters” de Denzel Washington demuestra el poder del debate como herramienta educativa para preparar a los estudiantes para ser buenos comunicadores. Además de mostrar el drama y conflicto de la época, muestra el riguroso entrenamiento que tiene que seguir el equipo de debate para estar preparado intelectualmente, argumentar un punto de vista, hablar con claridad y autoridad y pensar de modo crítico. A continuación indicamos unas técnicas que se pueden utilizar en el aula para utilizar el debate en el aula:

Técnica 1: Cuatro esquinas

El profesorado introduce un tema y asigna diferentes posiciones relacionadas con el tema a cada esquina de la clase. Los estudiantes se levantan y se colocan en la esquina que mejor refleje su opinión sobre la materia. Una vez se han posicionado los estudiantes, el profesor les da cinco minutos para elaborar los argumentos que van a sustentar su posición. El debate o pseudo debate empieza con cada equipo presentando su primer argumento para luego, en turnos, presentar sus evidencias y refutaciones y terminar con sus conclusiones.

Técnica 2: el compañero

A la hora de entrenar para un debate, algunos estudiantes son extremadamente vergonzosos y puede que trabajen mejor en parejas que con todo el grupo. El proceso es el mismo que la técnica de las cuatro esquinas, pero en este caso, el debate es entre dos personas no toda la clase.

Técnica 3: el abogado del diablo

En lugar de encontrar argumentos que les permitan defender únicamente la opinión propia, los estudiantes “lanzarán piedras sobre su propio tejado” identificando puntos que puedan debilitar sus argumentos. De este modo, en esencia, en lugar de preparar sólo argumentos a favor, tienen que preparar también argumentos en contra.

Técnica 4: El peor escenario posible

En este caso, los estudiantes que se preparan para defender su posición piensan en el futuro y el peor caso que se podrían encontrar como consecuencia de la posición que presenta el equipo en contra, teniendo que preparar su defensa desde ese punto de vista.

Técnica 5: Vaso medio vació o medio lleno

Es una técnica que ayuda a que los estudiantes vean diferentes perspectivas y preparen argumentos desde cada una de ellas. Por ejemplo, los estudiantes analizan sus opiniones desde un punto de vista optimista y desde otro pesimista.

Técnica 6: La varita mágica

La varita mágica puede eliminar todas las limitaciones. También el docente puede conceder varitas que tengan ciertas limitaciones. Por ejemplo, una varita que haga a las gente menor de 25 años un 20 por cien más inteligente de lo que eran antes. Los estudiantes ajustar sus razonamientos para acomodarlos a esta peculiar restricción.

Esperamos que estas técnicas de ideas sobre cómo hacer el debate interesante y retador en clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *