VOLUNTARIOS BBVA

1059831222ea8-941d-4826-9638-d6dd86af77f5

De mentor… ¡a juez!

De mentor a juez y… ¡deseando que llegue la próxima edición de Debate Escolar! Alfonso Javier Agüera Pérez, Director de la Oficina Puente Tocinos, de Murcia, ha sido nombrado voluntario de este mes. Nos ha contado su trayectoria como voluntario en BBVA y la conversación ha concluido con un mensaje muy claro acerca del voluntariado: ¡hay que probarlo!

Cada Nochebuena Alfonso Javier se involucra en una recogida de alimentos y en su posterior entrega en un centro de acogida de una entidad con la que colabora. Participa desde hace años en iniciativas solidarias, pero con el voluntariado de BBVA entró en contacto casi por casualidad.

Él y varios de sus compañeros recibieron una sugerencia de BBVA para apuntarse a la Liga de Debate Escolar, un programa educativo cuyo objetivo es trabajar el pensamiento crítico en el aula de una forma práctica.
Los alumnos a los que acompañaría serían los del último curso de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) de un instituto que estaba “pegado a la oficina”, así que Alfonso Javier se animó a probar.


De eso hace ya tres años. Desde entonces Alfonso Javier ha colaborado ya en 
tres ediciones en las que ha adoptando dos papeles muy diferentes. Nos lo explica a continuación.

 

Voluntario como mentor de debate escolar
En este rol, Alfonso Javier y otros voluntarios ayudaban a los chicos a hablar en público, a argumentar sus ideas y a saber defenderlas incluso si no se correspondían con lo que ellos realmente pensaban.
Admite que no se esperaba que los jóvenes de hoy en día fueran a involucrarse así en unos debates en los que se tratan temas importantes y en los que no sabes hasta el último momento cuál es la postura que te va a tocar defender. “Eso es lo más dificil”, señala.

 

Pero enseguida se dio cuenta de que “los chicos iban con muchas ganas. Estaban muy preparados”. Tanto, que llegaron hasta la final territorial, se enorgullece Alfonso Javier.

 

 

Del rol de mentor al rol de juez. ¡Nada que ver pero igual de interesante!


Después de su experiencia como mentor, Alfonso Javier adoptó otro papel: el de juez.
Como estudió derecho y tiene conocimientos jurídicos, le propusieron formar parte del jurado que en los debates determinaría quién merecería ser el equipo ganador. “La postura de juez es totalmente diferente”, explica. “Hay que valorar quién lo ha hecho mejor, quién está más preparado”. Algo que considera muy complicado debido al elevado (y creciente) nivel.


En ambos voluntariados “la experiencia es muy buena”. En el papel de mentor ayudas a prepararse a los chicos y en el de juez, tu aportación son tus comentarios al finalizar el debate. “Después de su intervención les das un feeback para qué ellos sepán dónde han fallado y qué es lo que han hecho bien”.
Está deseando que comiencen las nuevas ligas, aunque reconoce que ser juez es complicado porque a menudo está muy reñido y porque cada vez más personas se suman como público a los debates y eso incrementa la tensión sobre la decisión. “Parecía eso un derbi”,bromea recordando el último lleno del auditorio en uno de los debates entre dos institutos cercanos en los que participó como juez voluntario.

 

“Los jóvenes son el futuro del mañana”, por eso es interesante que se les introduzca en la técnica del debate y que se les abra las puertas a los espacios en los que esta se discute (como la sesión parlamentaria en el Congreso de los Diputados a la que asistieron los ganadores de ediciones anteriores).

 


Y por eso Alfonso Javier quiere animar a sus compañeros a participar como voluntarios en esta actividad.

 

“Quiero invitar a todos mis compañeros a dedicar una hora a la semana a asistir a un cole a ayudar a unos chicos a preparar un debate, o a participar en una jornada de plantación de árboles… o la actividad que sea. No restan mucho tiempo y sin duda ayudan a que se desarrollen las personas. Además, a la vez sirve para que el banco se vea como una entidad preocupada por temas sociales, como una entidad bancaria solidaria.”