Líderes del futuro: Malala Yousafzai

LÍDERES DEL FUTURO

“Nuestras palabras pueden cambiar el mundo entero, porque estamos juntos, unidos por la causa de la educación.”

-Malala Yousafzai

Para mucha gente, puede parecer que la manera en que nuestra sociedad está configurada hace que sea difícil para los jóvenes ser escuchados. Conocemos la importancia de aprender a cómo hablar en público, para desbloquear nuestro potencial, para que se pueda descubrir una nueva generación de líderes. Normalmente las habilidades de oratoria se desarrollarían en la escuela o colegio, (durante clase o idealmente a través de la participación en torneos de debate), con la esperanza de que los estudiantes puedan llevar estas habilidades al mundo e implementarlas positivamente. Pero para algunas jóvenes, incluso algunos niños, hacer escuchar su voz no es una opción.

Te presento a Malala Yousafzi, una defensora de la educación paquistaní que, con 17 años en 2014, se convirtió en la persona más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz ‘por su lucha contra la represión de niños y jóvenes y por el derecho de todos los niños a la educación.’ Lo ganó después de sobrevivir a un intento de asesinato por parte de los talibanes. Se ha dirigido a diversos gobiernos, pero su discurso más famoso fue a las Naciones Unidas en 2013, apodado por el Philly Voice como “El mejor discurso del siglo hasta ahora.” En el discurso, renuncia a los vínculos entre Islam y el talibán, al decir ‘no comporten mi fe.’ Este mensaje resonó en todo el mundo.  Su historia sigue.

Vida temprana

Yousafzai nació el 12 de julio de 1997 en Mingora, Pakistán, ubicado en el Valle Swat. Durante los primeros años de su vida, la ciudad natal de Yousafzai era un lugar turístico popular conocido por sus festivales de verano. La zona comenzó a cambiar cuando los talibanes intentaron tomar el control.

Activista de la educación

Yousafzai asistió a una escuela que había fundado su padre, el educador Ziauddin Yousafzai. Después de que los talibanes comenzaran a atacar las escuelas de niñas en Swat, Yousafzai pronunció un discurso en Peshawar, Pakistán, en septiembre de 2008. El título de su charla fue: “¿Cómo se atreven los talibanes a quitarme el derecho básico a la educación?”

A principios de 2009, cuando tenía solo 11 años, Malala comenzó a escribir en un blog para la BBC sobre cómo vivir bajo las amenazas de los talibanes. Para ocultar su identidad, usó el nombre de Gul Makai. Sin embargo, se reveló que era la bloguera de la BBC en diciembre de ese año. Con una plataforma pública en crecimiento, Malala Yousafzai continuó hablando sobre su derecho, y el derecho de todas las mujeres, a la educación. Su activismo resultó en una nominación para el Premio Internacional de la Paz de los Niños en 2011. Ese mismo año, recibió el Premio Nacional de la Paz para la Juventud de Pakistán.

Disparo de los talibanes

Yousafzai y su familia se enteraron de que los talibanes la habían amenazado de muerte por su activismo. Aunque Malala temía por la seguridad de su padre, un activista anti-talibán, ella y su familia inicialmente pensaron que el grupo fundamentalista no dañaría a una niña. Pero estaban equivocados. El 9 de octubre de 2012, cuando Yousafzai, de 15 años, viajaba en autobús con amigos de camino a casa desde la escuela, un hombre armado enmascarado abordó el autobús y exigió saber quién era Yousafzai. Cuando sus amigos miraron hacia Malala, su ubicación se reveló. El pistolero le disparó, golpeándola en el lado izquierdo de su cabeza. Milagrosamente, sobrevivió, y el tiroteo tuvo como consecuencia una gran cantidad de apoyo a Malala, que continuó durante su recuperación.

Nueve meses después de recibir el disparo por parte de los talibanes, Yousafzai pronunció un discurso en las Naciones Unidas en su cumpleaños número 16, en 2013. Yousafzai destacó su enfoque en la educación y los derechos de las mujeres, instando a los líderes mundiales a cambiar sus políticas. Después del ataque, Yousafzai dijo: “los terroristas pensaron que cambiarían nuestros objetivos y frenarían nuestras ambiciones, pero nada cambió en mi vida excepto esto: la debilidad, el miedo y la desesperanza murieron. Nacieron la fuerza, el poder y el coraje.”

Siete años después, Malala vive en el Reino Unido y ha completado su educación en la Universidad de Oxford. Ella sigue siendo una líder en el activismo por los derechos de las mujeres y se mantiene a la vanguardia de la lucha por la igualdad en el Medio Oriente, así como en todo el mundo. Su inteligencia y habilidad de hablar en público con fuerza ha sido su amplificador, a través del cual el mundo ha tenido el privilegio de escuchar la increíble historia de su valentía y pasión por la justicia.

Malala Yousafzai es una oradora bien entrenada e impresionante, y su historia inspiradora y poderosa, ha marcado una gran diferencia. Ahora, Malala y su mensaje nunca serán olvidados.

¿Pero si Malala no tuviera la habilidad o la oportunidad de hablar en público, hubiéramos escuchado su mensaje?

¿Cuántas otras historias importantes esperan ser contadas?

Es imprescindible que todos los niños tengan la oportunidad de hacer oír su voz.  

https://www.phillyvoice.com/malala-yousafzai-and-public-speaking-12-lessons-best-speech-century-so-far/

Texto: Benjamin Underhill