Motivación por aprender

[iframevideo] [/iframevideo]Para motivar a los alumnos, se suele recomendar al docente que siga un principio general: identifica qué quieren aprender tus estudiantes y qué actividades les gusta realizar e incorpóralas en el currículum de tu asignatura.

Éste es un buen consejo pero cuenta con dos efectos secundarios. Por una parte, limita las opciones con las que puede jugar el docente dentro de clase. Por otra parte, se puede considerar un fracaso, ya que no se han conseguido aprovechar las oportunidades para generar un desarrollo motivacional en otras áreas.

Los seres humanos nacemos con la capacidad de desarrollar una gran variedad de disposiciones. Algunas de estas disposiciones son innatas y se pueden observar en todos nosotros. Otras disposiciones, como la motivación por aprender, se desarrollan gradualmente gracias a la exposición a oportunidades de aprendizaje y socialización. Los docentes junto a la familia y los amigos más íntimos ocupan una posición de influencia en el desarrollo motivacional de los estudiantes.

Las disposiciones motivacionales, como la motivación por aprender, incluyen entendimientos clave y estrategias cognitivas aprendidas como consecuencia de la socialización en casa y en el colegio. Sin esa exposición a los aspectos cognitivos de la motivación, los estudiantes pueden ver las tareas escolares como demandas impuestas en lugar de como oportunidades de aprendizaje.

Los estudiantes necesitan ayuda para entender y apreciar lo que la motivación por aprender significa para que esa motivación llegue a influir, después. en sus decisiones y acciones. Por lo tanto, además de apoyarse en las motivaciones actuales de los estudiantes, hay que aprovechar las oportunidades para estimular y socializar su motivación por aprender.

En cada momento de enseñanza, hay que intentar estimular la motivación por aprender el conocimiento y la habilidad que la actividad pretende desarrollar. A largo plazo, esos esfuerzos motivacionales diarios deberán tener un efecto acumulativo que lleve a los estudiantes a desarrollar su motivación por aprender.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *