fbpx

Por qué los niños se aburren en la escuela

Los continuos avances en ciencia y tecnología han contribuido a que evolucionemos de una sociedad industrial basada en la producción masiva de bienes a una sociedad de servicios e información, cuyo motor son las ideas y la creatividad. Además, los descubrimientos  científicos han contribuido a conocer mejor el funcionamiento del cerebro, órgano encargado del aprendizaje, y a descubrir algo que los griegos ya sabían, que no aprendemos las cosas repitiéndolas de memoria, sino cuando nos emocionamos.

Necesitamos un sistema educativo que mediante el aprendizaje social y emocional fomente la educación personalizada, que potencie el desarrollo de cada individuo, que estimule la creatividad, la pasión, la energía, el talento… porque nuestro futuro está lleno de nuevos retos que requerirán nuevas soluciones y éstas dependerán de cuán creativa, vital y variada sea la gente.

Y también feliz. Y para ser feliz necesitamos realizarnos y desarrollarnos, descubrir y cultivar aquello que nos motiva y hace sentirnos bien.

[iframevideo] [/iframevideo]

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados

Carrito de compra