fbpx

Técnicas de debate

La razón de nuestro trabajo se fundamenta en la firma creencia de que el debate es un excelente método educativo que se puede utilizar en clase. Profesores y estudiantes reaccionan muy positivamente al debate como herramienta para estudiar una gran variedad de asignaturas. Las actividades de debate pueden aumentar la implicación de los estudiantes en el proceso educativo y, con la asignatura en mente, desarrollar el pensamiento individual y crítico. Además, estudiantes y profesores disfrutan a menudo de las actividades.

En una clase de alemán, los estudiantes debaten si “Viena es culturalmente una ciudad Alemana”. La experiencia ha sido muy positiva. Los estudiantes van más allá de simples conversaciones. Intercambian ideas utilizando la comunicación como herramienta. Los estudiantes integran sus estudios de la lengua con algunos conocimientos de la cultura alemana y su existencia fuera de la propia Alemania.

En una clase de literatura, los estudiantes debaten si “el personaje de Hamlet actúa de un modo inmoral”. Este tema ha sido utilizado como debate entre dos equipos o como juicio con acusación, defensa, jurado, testigos (estudiantes jugando el rol de personajes) y el resto de la clase como jurado popular. Se anima a los estudiantes a ser parte de la obra, a imaginarse en el lugar y ha hacerlo más relevante en sus vidas.

En la clase de ética se debate si “los palestinos deberían tener un estado propio”. Los estudiantes se pueden representar a si mismos, al estado de Israel o a los Palestinos. Como estudiantes aprenden los argumentos y justificaciones utilizados por las partes, empiezan a entender las razones del conflicto y personalizan la experiencia gracias a su implicación en la actividad.  Este debate en clase ha tenido el efecto universal de ayudarles a entender porque este conflicto todavía no se ha resuelto.

En la clase de historia los estudiantes debatieron sobre si “los Estados Unidos debieron o no tirar la bomba atómica en Japón durante la Segunda Guerra Mundial”. Los estudiantes exploran los valores inherentes a la cuestión, víctimas inocentes frente a salvar las vidas de los soldados, la ética en la guerra, etc., las realidades políticas de la época en Japón y Estados Unidos, así como la situación militar  y las dificultades de invadir Japón. Lo que durante mucho tiempo fue una decisión controvertida, se convierte en un tema real una vez queda sujeto al escrutinio inherente al debate.

Los participantes a menudo desarrollan opiniones fuertes después del debate, pero siempre son opiniones más informadas y enriquecidas con las opiniones. Estos y otros ejemplos muestran lo fácil y productivo del uso del debate como herramienta de aprendizaje en casi cualquier clase. El debate en el aula ilustra que aprender es un proceso de crecimiento y desarrollo individual a través de la comunicación e interacción, no por la simple memorización e internalización de información.

Austin Freeley, el escritor de textos de debate más popular de America, resume el poder intelectual del debate para los estudiantes argumentando que: “el debate es inconfundible ya que su particular forma de dialogar permite que se produzcan disputas dialécticas en el intercambio de ideas. Crear un argumento es uno de los actos cognitivos más complejos que se puede pedir a un estudiante. Para crear un argumentos, el estudiante necesita investigar sobre el tema, lo que requiere saber cómo utilizar bibliotecas y bases de datos, y organizar, analizar, sintetizar y evaluar la información relacionada con el tema de debate. Para crear un argumento después de ese proceso, el estudiante debe entender como razonar, debe ser capaz de reconocer y criticar diferentes métodos de razonamiento y debe poder entender la lógica del proceso de decisión. La exitosa comunicación de argumentos a una audiencia refleja otra actividad cognitiva: la habilidad de comunicar con claridad y con palabras ideas complejas. Finalmente, la interacción argumentativa de los estudiantes en un debate refleja una habilidad cognitiva todavía más compleja, la habilidad de procesar con rapidez los argumentos de otras personas y reformular o adaptar o defender una posición expresada con anterioridad”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos relacionados

Carrito de compra